• Sylvia

Reproducción de Plantas por Esquejes

Si eres un apasionado de las plantas, seguramente uno de tus mejores pasatiempos de los últimas semanas y meses ha sido la jardinería, no importa que no tengas espacio! Sabemos que haz instalado plantas en tus ventanas, en tu balcón e inclusive, haz intentado crear un pequeño huerto urbano. Pensando en ti, te traeremos apuntes semanales para mejorar el cuidado de tus plantas. Con tu cariño y nuestra asesoría, tendrás tus plantas como todo un experto!


Hoy, hablaremos de lo sencillo que es multiplicar plantas de interior, trabajar con ellas, mantendrá tu mente ocupada y disminuir la ansiedad que puedes estar teniendo por la situación e incertidumbre que estamos viviendo, además estamos seguros que para cuando regresemos a la "normalidad" serás un experto parte de la tribu de las personas que cuidamos el medio ambiente y protegemos a las plantas!


Por favor, sigue cuidándote, cuentas con nosotros para crear tu jardín y huerto urbano


Hay 2 formas de multiplicar por esquejes, ambas son muy efectivas, pero es importante que conozcas el desarrollo de las raíces en ambos sistemas:

  1. En Agua.- Cuando una planta está desarrollándose en agua, genera raíces más gruesas y largas pero menos ramificadas, están diseñadas para obtener oxígeno del agua y no tanto para extraer agua del medio.

  2. En Tierra.- Las raíces desarrolladas en sustrato son completamente diferentes, están pesadas para extraer agua del medio y no tanto para obtener oxígeno.

Por eso muchas veces cuando cambiamos un esqueje que ha estado creciendo en agua a la tierra puede acabar secándose muy rápido, porque las raíces con las que cuenta no están preparadas para ese medio y necesitan crear nuevas que sí lo estén. Pero ahora, que pondré dos ejemplos de reproducción de esquejes, te comentaré como hacer esa transición lo más fácil posible.

Qué corte utilizar y cómo hacerlo?

Existen muchas plantas que podemos reproducir por esqueje, te dejamos una pequeña guía para hacer éste aprendizaje más sencillo! Te recomendamos Siempre hacerlo con unas tijeras de poda bien afiladas, intentando crear cortes en diagonal

  • Esquejes a partir de brotes.- Se logran realizando un corte a los brotes de algunas plantas, Se realiza en Primavera

  • Esquejes de ramas tiernas.- Se cortan los extremos de las plantas una vez que ya han crecido, pero aún están tiernas

  • Esqueje de ramas gruesas y fuertes.- Se realiza principalmente a finales de verano, como parte de poda

  • Estacas.- Se realiza en árboles y arbustos, durante verano e invierno

Lo ideal es realizar el corte a ramas que tengan al menos 1 año de edad, con eso, garantizas que la planta tendrá la energía necesaria para iniciar su proceso de creación de raíces.

  1. Corta cada esqueje de unos 10 a 15 cms.

  2. Retira las hojas y los brotes laterales

  3. Realiza el corte siempre en diagonal (45 grados)

  4. Raspa la capa superior de corteza cerca de la punta (corte)


Qué otros puntos debemos considerar?

  • Temperatura ambiental y del suelo

  • Mantener una correcta humedad en el aire y suelo

  • Preparación correcta del sustrato

Algunas recomendaciones:

  • Protege el esqueje de la luz solar directa y mantenlo húmedo en todo momento, evitando que la tierra se encharque.

  • Al cabo de 2 o 3 semanas, las raíces se habrán formado en la parte inferior del esqueje. Pasa tus dedos cuidadosamente por debajo del esqueje para comprobar si las raíces han empezado a desarrollarse. Si aún no lo han hecho, deberás obtener otro esqueje y empezar de nuevo el proceso.

  • La tasa de éxito dependerá de numerosos factores, como la especie del árbol, las condiciones climáticas, la época, etcétera.

  • En verano, puedes probar con pequeñas cantidades de fertilizante orgánico para ayudar al desarrollo del sistema radicular.

  • Recuerda que, si bien, la mayoría de los esquejes pueden ser separados y puestos en macetas grandes luego de un año, algunas especies pueden necesitar un poco más de tiempo antes que los esquejes estén listos para su trasplante.


Método uno

  1. En un recipiente —o bolsa plástica negra— lleno de composta, agrega agua hasta que adquiera una consistencia lodosa.

  2. Cuando lo hayas logrado, entierra la rama en esta mezcla a una profundidad que sea igual o superior a la mitad de su longitud. Si tu rama mide 10 centímetros, entiérrala 5 centímetros.

  3. Si elegiste una bolsa anuda perfectamente alrededor del tallo procurando no dejar espacio para que la rama se mueva.

  4. Ahora, debes mantener el nivel de humedad siempre constante. A partir de este momento el sustrato que contiene la rama ya no debe parecer lodo, pero sí debe estar siempre húmedo.

  5. Procura no remover la tierra

Método dos

  1. Coloca sustrato en una maceta lo suficientemente grande para que se desarrolle el esqueje cómodamente. La arena y la perlita constituyen un excelente sustrato debido a su porosidad.

  2. Recuerda que la maceta deberá contar con un buen drenaje para evitar que la tierra se encharque.

  3. Entierra el esqueje en el sustrato, hasta la mitad de su longitud.

  4. Riega abundantemente, pero evita que se formen charcos. El esqueje requiere de abundante agua para formar sus raíces, pero si la riegas en exceso evitarás que esto suceda.

  5. Para conservar la humedad, tan necesaria para que el esqueje forme raíces, puedes cubrir la parte superior de la maceta con una bolsa de plástico, evitando que esta toque las puntas del esqueje. Asegúrate de sellarla bien con cinta plástica.

  6. Mantén la maceta en una zona bien iluminada, pero lejos de la luz directa del sol.


Método tres

  1. Coloca el esqueje en una botella con agua, durante dos semanas. Al cabo de una semana podrás ver cómo comienzan a brotar las raíces.

  2. Una vez que las raíces hayan empezado a desarrollarse, retira la planta del agua y colócala en una maceta con arena o perlita. No olvides que la maceta deberá contar con un buen sistema de drenaje.

  3. Mantén la maceta en una zona oscura por 3 días, para evitar que la planta gaste energía en la fotosíntesis.

  4. Luego, coloca tu planta en una zona bien iluminada y riégala cada 2 o 3 días. Recuerda que el riego deberá ser abundante agua, evitando que se formen charcos.


No olvides, que si tienes alguna duda, estamos a tus órdenes en nuestro instagram!

26 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Diseño sin título (1)
  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Icono social LinkedIn